lunes, 14 de abril de 2008

El Gran Fin ¿por fin?

Lamentablemente tenía que llegar el día en que se terminara, el día en que supiéramos toda la verdad, porque, quisiéramos o no, todo lo que comienza en algun momento debe acabar.
Aunque lo compré apenas salió a la venta en español, y evitando leer cualquier comentario mal intencionado por internet (lo cual es más dificil de lo que uno cree), recién el domingo 6 lo terminé de leer. Me lo leí tan lento, pero aún así se me hizo cortísimo a pesar de sus 636 páginas. Es uno de los libros que más me ha gustado...pero no, qué estoy diciendo, ¡es sin duda el mejor libro que ha pasado por mis manos en toda mi corta vida!!!!!!, the best of the best, simplemente GENIAL!!. No sé si la J.K. Rowling a veces se detiene a pensar en todo lo que ha influido en las vidas de sus lectores, o lo importante que ha sido, porque al menos para mí, ese bendito libro no es sólo entretención momentánea ni lectura ligera, va mucho más allá.










Es de los pocos libros que uno al empezar a hojear las páginas desde el principio, te envuelve la mente, haciendo que no sólo tengas que seguir y seguir leyendo, sino que también hace que te imagines cada detalle a la perfección (paisajes, conversaciones, escenarios, emociones, expresiones faciales...sí hasta eso!), te involucres en la historia, te identifiques con más de un personaje, sientas alegría, pena, rabia, desesperación, nervios ahhhh un sin fin de cosas.

Si recuerdo cuando tenía 13, y escuché por primera vez hablar de Harry Potter a mi profesora de Castellano, cuando todavía no era algo famoso aquí en Chile. En ese entonces mi gusto por la lectura abarcaba sólo libros de menos de 200 páginas, y el que el primer volumen de HP tuviera más de 200 me producía cierto recelo. Una compañera lo tenía y me incitó a leerlo. No quise de buenas a primeras, pero al ver su insistencia, lo acepté. Para peor, no tenía ilustraciones! Ahora lo encuentro gracioso, pero de esa edad me gustaban los libros con monitos. Después me di cuenta que no eran necesarios, sólo mi imaginacion era suficiente para crear los lugares más extraños de ese nuevo mundo, y quedé encantada.


Y así fue como comenzó ese enamoramiento platónico (jaja!) hacia una de las mejores novelas que he leído.
Y por eso se siente nostalgia, porque aunque para algunos pueda parecer ridículo, los que han sentido todas estas cosas entienden que formó una parte super importante en nuestras vidas, y la magia que nos embargó alguna vez, seguirá estando dentro de nosotros.

1 comentario:

Susana dijo...

Esta saga es sencillamente lo mejor...

Muy buena pregunta... la JKR se habrá dado cuenta de cómo no cambió sólo mentes de niños, sino que uno, medio viejota también, ha llorado, reído, amado y odiado gracias a sus libros... Esta vieja me cambió la vida, algún día la besaré y le pegaré... lo primero por haberlos creado y lo segundo por haberle dado un fin... Mi vida no es lo mismo desde que se acabaron esos benditos libros!!