miércoles, 8 de diciembre de 2010

Ingenua

Me acabo de dar cuenta que a veces soy tan ingenua... y es tan doloroso sentirme así: ingenua. Me hace sentir menos, ínfima, pequeña, casi nada, tonta...uyy como odio esa palabra. Me carga darme cuenta que muchas veces se han aprovechado de mí, que suelo dar más de lo que los demás se merecen, que suelo dejar de lado mis cosas por estar con esas personas, porque creo que es importante y no les quiero fallar, porque a mí no me gustaría que me hicieran lo mismo. Pero, qué sucede? que a ellos les da exactamente lo mismo, se pasan mi "bondad" por la raja, y ni se dan cuenta de lo que estoy haciendo por ellos...no es que quiera vanagloriarme de ser la mujer más buena del mundo, porque estoy muy lejos de serlo y tampoco lo deseo, el asunto es que espero mucho de ellos, espero que ellos se comporten conmigo igual que yo con ellos, y no puede ser así. A veces espero cosas de la gente que me ilusionan y creo que van a mejorar mi vida, pero no lo hacen nunca, porque sólo piensan en ellos mismos...por qué no puedo ser así también? quiero ser una persona egoísta y sin preocupaciones!!!!!! así estoy segura que sufriría menos, pues tendría menos decepciones. Me acabo de dar cuenta de esto y siento tanta rabia...contra mí y contra los demás.

1 comentario:

Susana dijo...

Ánimo Nyleve... Muchas veces nos encontramos con gente así (muchas más veces de las que nos gustaría) pero ya llegará a tu vida gente que aprecie lo que das por ellos.
Lo importante, creo, es que no te dejes utilizar, pero a la vez no dejes de ser tú misma. Es decir, no dejes de ser bondadosa pero no dejes que se aprovechen. Una especie de punto medio?

Un abrazo, que bueno que volviste al mundo bloggero!!